El concepto de Libertad en Isaiah Berlin


Mi mas reciente colaboración en Anatomía de la Historia, que pueden leer aquí, un episodio de nuestro recinte Breve Historia del Liberalismo, Nowtilus, 2019.

Anuncios

El sábado 2 a las 20 horas, a vuestra disposición


Entrevista en Periodista Digital en torno a la Breve Historia del Liberalismo


Desde este enlace: https://www.periodistadigital.com/periodismo/prensa/2019/05/10/juan-granados-los-primeros-liberales-fueron-los-opositores-espanoles-a-napoleon.shtml#

Una presentación inolvidable…


Ayer presentamos nuestra Breve Historia del Liberalismo, otra aventura que echa a andar, en la mejor compañía. Gracias queridos amigos por estar siempre ahí.

Presentación de Breve Historia del Liberalismo (Miércoles 8 de mayo de 2019 en el Casino de A Coruña)


El próximo miércoles se concita la troupe literaria de habituales, lo pasaremos bien, todos están invitados.

Sartine en la Revista General de Marina de abril (2019)


Una excelente reseña de Alfonso de la Hoz sobre la narrativa histórica naval y la saga de Nicolás Sartine, publicada en el número de abril de la Revista General de Marina, a partir de la pág. 417. Desde aquí se puede descargar el artículo.

Presentación de “La Afrenta de las Antillas” de Arturo Franco Taboada, 16 de abril de 2019


Pasear Plymouth en tardes sosegadas de junio, subido ya el altozano del célebre faro decorado a franjas blancas y coloradas y desde allí contemplar el mismo mar que Francisco Drake debió otear en busca de la Gran Armada, mientras –se dice- ultimaba indolentemente una partida de bolos. Drake, si, todo un carácter que el artista procuró plasmar en una casi colosal estatua de buen bronce, junto a otros padres de la patria, allí mismo, al paso del camino que articula la Hoe promenade, que es como se conoce la parte noble del parque de la villa.

No se recomienda leer al fiado lo que los ingleses han dejado dicho en la leyenda de la estatua, es posible que Francisco Drake fuese todas esas cosas, pero también es cierto que era un felón de cuidado, amante del oro ajeno y del camino directo y fácil para obtenerlo; a menudo a expensas de sus socios y de su propia reina. ¿Pero quién puede grabar algo así en un pedestal inglés? Eso han salido ganando con el tiempo, fama y épica, tal vez sea lo que importe.

La vida, existencia siempre casual, hace que de regreso a los afanes me encuentre sobre la mesa un extraordinario manuscrito dedicado a novelar las peripecias navales de aquel truhán con cierta suerte. El punto de partida resulta ya de por sí emocionante, el capitán de Flandes Alonso de Contreras entra en el hogar de Lope de Vega, pagándole con inolvidables narraciones su hospitalidad. El pretexto resulta ideal para abordar la historia novelada de aquellos tiempos épicos, también de lugares que persisten en nuestra memoria: Panamá, Portobello, Cartagena de Indias…la carrera de la plata, el aguijón inglés siempre incomodando, las defensas heroicas, las victorias y los fracasos; y sobre ello ciertas crueldades, gestos de honor, la épica de un tiempo que no volveremos a ver, que el mismo Lope se encargó de rimar con maestría en la Dragontea.

Una vez mas, Arturo Franco Taboada, que ya fue finalista del Planeta con su primera novela, nada menos, vuelve a acertar con la historia y la manera de narrarla. No se puede dudar que uno terminará desentrañando el complejo hilo de la personalidad de Drake tras estas páginas luminosas, también sabrá su historia y lo que nosotros los españoles hicimos para pararle los pies, desde los hechos de Coruña y nuestra María Pita hasta Lisboa, Panamá, Puerto Rico y Portobelo. Y es que ya es sabido que una novela histórica sin documentación que la avale no es ni histórica ni novela. Esto lo sabe bien Arturo, un hombre preciso como ha demostrado también en su “otra” profesión de arquitecto y dibujante de mano prodigiosa. “La afrenta de las Antillas” es novela rigurosa y fehaciente, no se despista ni un clavo del Golden Hind ni una pluma del sombrero de Don Francisco, que a la sazón era –nos dice- “de cola de yaco gris”, pájaro elegante al parecer africano. Y así vamos devanando la madeja de la inigualable vida del pirata que fue almirante y tiene estatua en Plymouth.

Créame el lector que este libro es un disfrute, una lección de historia inolvidable y un tratado de la lexicología de la época, conociendo al autor, no extraña; debiera haberse fabricado redondo.

Juan Granados

A %d blogueros les gusta esto: