De comienzos…


 

Apuntaba el otro día algunas claves sobre el material que estoy desarrollando. Aquí van otras, esta vez en torno a la América Virreinal y la Tierra Jesuítica de la lluvia, de la que contaba Augusto Roa Bastos:

“Los guaraníes contemporáneos nada saben, nada recuerdan de aquel reino, de aquel “disimulado cautiverio”, en el que fueron perdiendo su ser natural mientras se iban “humanando”, según clamó uno de sus chamanes disidentes. Pasan ante las ruinas sin verlas. Ningún mito, ninguna leyenda, quedó entre los guaraníes contemporáneos de los chamanes blancos, de aquellos “hechiceros de Dios” que les habían prometido conducirlos hasta la verdadera “Tierra sin males” por otros derroteros que por los anunciados en la profecía inmemorial”.

(Augusto Roa Bastos: Entre lo temporal y lo eterno, prólogo a la obra: Tentación de la utopía: las misiones jesuíticas del Paraguay, de Jean-Paul Duviols y Rubén Bareiro)

Un texto redondo que con el andar del tiempo y las cosas me urgió a comenzar, y lo hice de esta manera:

“Vuestra paternidad no tiene por qué saberlo -dijo Nicolás Sartine esbozando lo que podría considerarse una media sonrisa-, pero llevo cinco años muerto, o al menos semimuerto, como viudo o como quien ha perdido los anteojos de leer. Procuro que no se me note y lo hago muy bien, sólo de vez en cuando derramo un cierto hastío que únicamente los más cercanos son capaces de percibir, aunque ignoran por completo la causa de mi disgusto. El resto del tiempo represento muy bien el papel de vivo, excelentemente diría yo, produciendo con orden y a plena satisfacción, atendiendo a unos y a otros, celosamente aplicado a mis afanes sin cuento; incluso se dice que poseo un carácter afable y despreocupado, claro que de eso se trata.

Y ahora, si me dispensáis, debo mantener cierta atención a los movimientos de ese fulano que tanto os inquieta, una cosa es que la vida haya cambiado y otra muy distinta es querer regalársela al primer calvatrueno que se le ponga a uno por delante”.

Voy creyendo que aquí hay una novela…


Estamos a nada de los fastos de 1808, resulta inevitable pensar en aquella controvertida revolución donde salieron a la luz todos los estereotipos de lo español, supongo que para bien y para mal, aunque más para bien, la Pepa, con todas sus contradicciones, ya no nos la quitará nadie. Pero aquí a lo nuestro, estos días vengo de publicar un largo artículo en torno a la epopeya española del ejército de Sir John Moore. En especial en su momento más discutido por la historiografía, analizando con cierta pausa los luctuosos sucesos habidos a lo largo de su épica retirada hacia el noroeste peninsular. Un movimiento retrogrado plagado a partes iguales de heroicidades y actos canallescos, con los franceses de Napoleón y Soult siempre pegados a los talones, sufriendo los rigores del crudo invierno de 1808-1809 sobre sus cabezas.

Todo terminó en aquella célebre batalla que los ingleses llaman “Corunna” y los franceses “de La Corogne”, la misma que los viejos coruñeses siempre han conocido por el más modesto nombre de “batalla de Elviña”. Un episodio bélico que resultó ser una especie de Dunquerque “avant la lettre”.

¿Cómo se gestó la idea de Sartine?


Naturalmente, eso uno no lo sabe del todo, pero desde luego aquí abajo podrán seguir algunas pistas sobre la epopeya de los espías españoles en aquel Londres de ciencia generosa, plagado de sicofantes…

El arsenal y astillero de Ferrol en el siglo XVIII, de A Graña a Trafalgar

Quiz Show, ¿Con qué versión se quedan?


Lo estoy pasando francamente bien, escribiendo algunas cosas a caballo entre la América virreinal de mediados del siglo XVIII y una trama paralela que ocurre en la muy inquietante corte de nuestro rey Felipe, el II, claro. La pregunta de hoy es: ¿Qué versión del mítico Templo de Salomón les parece más plausible?

La de Juan Bautista Villalpando:

O la propuesta por Benito Arias Montano:

Literatura y red. La visión futurista de Berlín Smith


Un ejercicio de cambio de pareceres con el gran Berlín, responsable principal de este nuevo experimento. Pueden seguirlo aquí

Entrevista en la web “Historias de la Historia” y algunas cosas más…


Una jugosa y distendida entrevista que pueden leer aquí. También les dejo algunas más en torno a la novela El Gran Capitán:

En el Ideal Gallego, Diario de Ferrol, La Opinión de Granada y El Correo Gallego.

Una entrevista sobre Sartine y un extenso reportaje en torno a la novela histórica de aire marítimo en La Voz de Galicia.

De la novela histórica


Hace poco participé en un interesante debate en torno a la narrativa histórica, ahí les dejo un link, donde podrán escucharlo. La entrada pertenece a mi “otro” blog, en Periodistadigital.

A %d blogueros les gusta esto: