La riqueza de la libertad. Un libro de Fernando R. Genovés


La.riqueza.de.la.libertad.Portada.Fernando.R.Genovés.Amazon-Kindle

Es La riqueza de la libertad una colección de ensayos en torno a la génesis y desarrollo del pensamiento liberal que va camino de hacerse necesariamente un clásico, como todo lo que toca Fernando. Uno no recuerda desde los tiempos de Raymond Aron o su maestro Max Weber, un esfuerzo teórico de línea tan clara, por veces humorística, sobre la significación esencial del liberalismo como valladar contra pensamientos únicos y monsergas totalitarias. Combates, en fin, contra aquella legión de teorizantes que Antonio Escohotado dio en llamar muy afortunadamente “los enemigos del comercio”. Así, Genovés nos recuerda la raíz del problema, vista como la pervivencia entre nosotros de la ideología mas fracasada de la historia, por inútil y ciertamente inhumana, y muy especialmente el triste alargo de su agonía bajo el amparo de una clase política anclada en el cinismo, el pensamiento romo y la supervivencia propia:

“Sea como fuere, y como el necio tiende a escuchar al impostor y a ignorar al discreto, son muchos, entre nosotros, los que se dejan llenar la cabeza de pájaros que hacen volar malsanamente la imaginación a aspirantes a creadores y a no pocos ingenieros y arquitectos sociales, que segregan flujos variados ante la sola perspectiva de ver erigir un edificio o academia con severa inclinación hacia la izquierda, no importa que muestre peligrosos riesgos de desplome. La pléyade de artistas, escritores e intelectuales sesentayochistas con afán de epatar e irritar al burgués se define por su tendencia al exceso verbal, a la pirotecnia sintáctica y a la esquizofrenia semántica. Pero, sus desmanes de mandarín no quedan ahí, sino que se extienden alarmantemente hasta el espacio de la irresponsabilidad.”

Y mas adelante:

“Hay quien todavía se sorprende al observar la capacidad de la izquierda política de sacudirse de encima todas las zozobras y penas provocadas en la humanidad, prácticamente desde su misma irrupción en la escena histórica, sin mostrar apenas signos de fatiga, disposición a cambiar de aires o una mínima expresión de «autocrítica». La arrogancia y la contumacia de tan brava actitud, a menudo, más que ganada, son piadosamente perdonadas por bastantes de sus adversarios. Así, éstos les absuelven casi siempre. Aquéllos, a cambio, les perdonan la vida, a veces.”

A partir de ahí, Genovés retoma mucho de lo selecto del pensamiento en torno al valor de la libertad personal, desde, naturalmente, nuestro siempre admirado Baruch Espinoza a todos los que vinieron después léase John Stuart Mill, Benjamin Constant, Raymond Aron, Hayek, por supuesto que Alexis de Tocqueville, Karl R. Popper, el gran Isaiah Berlin o Fréderic Bastiat.
Excelente compañía para un viaje que urge como nunca realizar, viniendo los tiempos como vienen. Algo que nos quiere recordar Fernando R. Genovés por boca del pensador sensato de entre los sensatos, Tocqueville:
“Creo que en cualquier época —afirma— yo habría amado la libertad; pero en los tiempos que corremos me inclino a adorarla.” (Democracia en América, II, Cuarta Parte, Capítulo VII).”
Combates, pues, esenciales para comprender lo que ocurre, cosa difícil de dilucidar a través de los medios o de la escuela, tal como va, con esa ética “patrimonializada” por una suerte de pensamiento que va camino de hacerse único, buenista y solo epidérmicamente bienpensante:

“La autoproclamada superioridad moral de la que hace gala el socialismo frente al capitalismo recibe su energía de la peculiar «transvalorización de los valores» que lleva a cabo. Las bondades pasan así a ser maldades, mientras lo siniestro adquiere rango de virtud cívica. En ningún caso, empero, el anticapitalista, paladín de la justicia y la igualdad, percibe problema alguno en combinar la patrimonialización de la ética con el efecto de las políticas que preconiza: más Estado, más Gobierno, más intervencionismo, mayor legislación, más gasto público, más impuestos, más pobreza y más paro, mayor control oficial, más regulación… Y todo ello siempre por medio de la coacción y la imposición.”

Fernando R. Genovés
La riqueza de la libertad está disponible en Amazon.es

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: