Decía Montaigne…


Andromeda, Madame Lempicka

“Nadie está libre de decir estupideces, lo malo es decirlas con énfasis.”

Montaigne

Decía Michel de Montaigne cosa parecida a aquello de que a nadie le va mal durante mucho tiempo sin que él mismo tenga la culpa; Rooney Ledo, a pesar de saber como ya sabía que hay seres especialmente dotados para concitar el fracaso, no compartía completamente la sentencia, puede que cada quien porte su propio infierno, pero en esto no hay que equivocarse –se dijo– en punto de desgracia, bien lo sabía Sartre, el verdadero infierno son los demás.
Fuera de ello o tal vez por lo mismo, quien no se reinventa cada día, quien no se construye cada mañana, quien no recapitula a cada atardecer, quien no provee para sí a cada paso, ha de fiarlo todo al cruel capricho de la voluntad ajena. Ruina vital y fatuo negocio permanecer al albur de lo que otros quieran proveer, pequeños tiranos beneficiados por la fortuna que siembran la desgracia, condenan a la espera y encadenan almas como aquellos insolentes funcionarios de Larra, maestros del énfasis y la palabra engolada: “remató mi jornada, vuelva usted mañana o mejor…nunca”.
Rooney Ledo chasqueó con desgana los labios, le echó el ojo al penúltimo café y musitó quedamente para sí: “peste de mundo, atestado de miserables”. Luego tomó cabe si la libreta de los afanes y se dispuso a redactar la enésima lista de tareas para el trimestre, ocupación verdaderamente balsámica si se miraba despacio y con la necesaria distancia de las cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: