De comienzos…


 

Apuntaba el otro día algunas claves sobre el material que estoy desarrollando. Aquí van otras, esta vez en torno a la América Virreinal y la Tierra Jesuítica de la lluvia, de la que contaba Augusto Roa Bastos:

“Los guaraníes contemporáneos nada saben, nada recuerdan de aquel reino, de aquel “disimulado cautiverio”, en el que fueron perdiendo su ser natural mientras se iban “humanando”, según clamó uno de sus chamanes disidentes. Pasan ante las ruinas sin verlas. Ningún mito, ninguna leyenda, quedó entre los guaraníes contemporáneos de los chamanes blancos, de aquellos “hechiceros de Dios” que les habían prometido conducirlos hasta la verdadera “Tierra sin males” por otros derroteros que por los anunciados en la profecía inmemorial”.

(Augusto Roa Bastos: Entre lo temporal y lo eterno, prólogo a la obra: Tentación de la utopía: las misiones jesuíticas del Paraguay, de Jean-Paul Duviols y Rubén Bareiro)

Un texto redondo que con el andar del tiempo y las cosas me urgió a comenzar, y lo hice de esta manera:

“Vuestra paternidad no tiene por qué saberlo -dijo Nicolás Sartine esbozando lo que podría considerarse una media sonrisa-, pero llevo cinco años muerto, o al menos semimuerto, como viudo o como quien ha perdido los anteojos de leer. Procuro que no se me note y lo hago muy bien, sólo de vez en cuando derramo un cierto hastío que únicamente los más cercanos son capaces de percibir, aunque ignoran por completo la causa de mi disgusto. El resto del tiempo represento muy bien el papel de vivo, excelentemente diría yo, produciendo con orden y a plena satisfacción, atendiendo a unos y a otros, celosamente aplicado a mis afanes sin cuento; incluso se dice que poseo un carácter afable y despreocupado, claro que de eso se trata.

Y ahora, si me dispensáis, debo mantener cierta atención a los movimientos de ese fulano que tanto os inquieta, una cosa es que la vida haya cambiado y otra muy distinta es querer regalársela al primer calvatrueno que se le ponga a uno por delante”.

Anuncios

2 comentarios

  1. […] que aquí pueden seguir, se preguntaban si habría una continuación del primer Sartine. En efecto, los que frecuentan esta web ya sabrán que en eso estamos, es más, si los astros se alinean, que habrán de hacerlo, a finales de este mes, lo más tardar, […]

    Me gusta

  2. […] siglo XVIII, la respuesta, obviamente, se hallará al final. A lo largo de este blog he ido dejando algunas pistas para que el lector pueda ir imaginando por donde irá la cosa, yo solo puedo decir que estoy […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: